Nací en 1903 en Motihari, Bengala, siendo el segundo hijo de una familia angloindia. Estudié en Eton entre 1917 y 1921, ya que tuve la suerte de obtener una beca, pero no me esforcé mucho y aprendí muy poco, y no creo que Eton haya tenido mucha influencia en mi formación. De 1922 a 1927 serví en la Policía Imperial de la India en Birmania. Lo dejé en parte porque el clima había arruinado mi salud, en parte porque tenía el vago propósito de escribir libros, pero sobre todo porque no podía seguir sirviendo a un imperialismo que había concluido que no era más que un fraude.

Cuando volví a Europa, viví durante un año y medio en París, escribiendo novelas y relatos que nadie quiso publicar. Cuando se me acabó el dinero, pasé varios años sumido en una severa pobreza, tiempo durante el cual trabajé, entre otras cosas, de lavaplatos, de profesor particular y de profesor en colegios privados de segunda. Durante un año o más trabajé a media jornada en una librería en Londres, un trabajo interesante en sí mismo, pero que tenía la desventaja de obligarme a vivir en Londres, cosa que detesto.

Hacia 1935 pude vivir gracias al dinero que ganaba escribiendo, y a finales de ese año me mudé al campo y abrí una pequeña tienda de comestibles. Apenas cubría los gastos, pero me enseñó cosas sobre el comercio que podrían serme de utilidad si alguna vez me aventuro de nuevo en esa dirección.

En el verano de 1936 me casé. Al final de ese año, fui a España para participar en la Guerra Civil española, y mi mujer vino poco después. Luché durante cuatro meses en el frente de Aragón con las milicias del POUM, y fui herido de consideración, aunque por fortuna sin efectos secundarios graves. Desde entonces, más allá de pasar un invierno en Marruecos, sinceramente no puedo decir que haya hecho otra cosa que escribir libros, criar gallinas y cultivar verduras.

Lo que vi en España, y lo que he visto con posterioridad del funcionamiento de los partidos políticos de izquierdas, me ha inoculado el horror por la política. He militado un tiempo en el Partido Laborista Independiente, pero lo dejé al empezar la guerra por considerar que sólo decían sandeces y que proponían una línea de acción política que sólo serviría para hacer las cosas más fáciles a Hitler. Mis sentimientos son sin duda alguna «de izquierdas», pero creo que un escritor sólo será honesto si se mantiene al margen de etiquetas de partido.

Los escritores que más me interesan, de los que nunca me canso, son Shakespeare, Swift, Fielding, Dickens, Charles Reade, Samuel Butler, Zola, Flaubert y, entre los contemporáneos, James Joyce, T. S. Eliot y D. H. Lawrence. Pero creo que el autor contemporáneo que más me ha influido es Somerset Maugham, a quien admiro intensamente por su capacidad de contar una historia con toda franqueza y sin dobleces ni adornos innecesarios.

Al margen del trabajo, lo que más me interesa es la jardinería, en especial la horticultura. Me gustan la cocina inglesa y la cerveza inglesa, los vinos tintos franceses, los vinos blancos españoles, el té indio, el tabaco fuerte, el fuego a carbón, la luz de las velas y los sillones cómodos. Me desagradan las grandes ciudades, el ruido, los automóviles, la radio, la comida enlatada, la calefacción central y el mobiliario «moderno». Los gustos de mi mujer coinciden casi exactamente con los míos. Tengo una salud lamentable, pero esto nunca me ha impedido hacer nada de lo que haya querido hacer, con la excepción de combatir en esta guerra. Tal vez deba señalar que aun cuando esta relación que doy de mí es completamente veraz, George Orwell no es mi verdadero nombre.

En estos momentos no estoy escribiendo ninguna novela, debido sobre todo a los trastornos causados por la guerra. Pero tengo en mente una larga novela en tres partes, que se llamará o El león y el unicornio o Los vivos y los muertos. Confío en tener terminada la primera parte a lo largo de 1941.

George Orwell (1903-1950), fue un escritor, novelista y periodista inglés, autor de obras como  Subir a por aire, Homenaje a Cataluña, El camino de Wigan Pier, Rebelión en la granja o 1984.

(Texto escrito en abril de 1940 para la obra Twentieth Century Authors, publicada en Nueva York en 1942)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *