«Los niños, los jóvenes, la gente trabajadora, sobreviven a esta enfermedad sin problemas. La conclusión es muy clara: temer que este sea un virus asesino y que mucha gente pueda llegar a morir es completamente innecesario.«

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *